Declaración Internacional Salud

declar-int-saludPREÁMBULO

La salud es un asunto social, económico, y político, y por encima de todo, es un derecho humano fundamental. Las raíces de la mala salud y de las muertes de pobres y  marginados no son otras que la desigualdad, la pobreza, la explotación, la violencia y la injusticia. Salud para todos significa desafiar los intereses de quienes todo lo pueden, oponerse a la globalización, y cambiar drásticamente las prioridades políticas y económicas.

Esta Carta construye la perspectiva de la gente cuya voz rara vez se escucha. Estimula al  desarrollo de soluciones autogestionadas y a responsabilizar a las autoridades locales y nacionales así como las organizaciones y sociedades internacionales.

VISIÓN

La equidad, el desarrollo ecológicamente sostenible y la paz son los ejes centrales de nuestra visión de un mundo mejor – un mundo en el cual una vida saludable para todos pueda ser una realidad; un mundo que respete, aprecie y celebre toda la vida y la diversidad; un mundo que permita el florecimiento de los talentos y las habilidades para enriquecernos los unos a los otros; un mundo en el cual las voces de los pueblos guíen las decisiones que forman y determinan nuestras vidas.  Los recursos para lograr esta visión existen sobradamente.

LA CRISIS EN LA SALUD

La tendencia a concentrar los recursos mundiales en las manos de unos pocos que se esfuerzan por maximizar sus ganancias privadas, no ha hecho más que crecer. A estas alturas resulta muy evidente que las políticas económicas neoliberales son dictadas por un pequeño grupo de gobiernos en estrecha colaboración con instituciones internacionales como el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y la Organización Mundial del Comercio. Sus políticas ligadas a la actividad desordenada de las sociedades transnacionales, han tenido y siguen teniendo consecuencias severas en la vida y la forma poder sostenerla y en la salud y en el bienestar de pueblos enteros tanto en países del Norte como del Sur.

Deteriorados por las contínuas reducciones de los presupuestos sociales, los servicios públicos están cada dia más lejos de satisfacer  las necesidades de la población. La consecuencia es que los servicios de salud son hoy por hoy menos accesibles, más inapropiados y están distribuidos de manera más desigual.

Más aún, la privatización amenaza con socavar el acceso a una asistencia mínima de salud al igual que compromete el principio esencial de equidad. La persistencia en la nula prevención de la salud, el resurgimiento de enfermedades como la tuberculosis y la malaria, y la propagación de enfermedades recientes como el SIDA, son un severo recordatorio para nosotros de la falta de compromiso de nuestro mundo con los principios de equidad y de justicia.

PRINCIPIOS DE LA CARTA FUNDAMENTAL SOBRE LA SALUD DE LOS PUEBLOS

  • El logro del más alto posible nivel de salud y bienestar es un derecho humano fundamental, no importa el color de la persona, el origen étnico, la religión, el sexo, la edad, las habilidades, la orientación sexual, o clase social.
  • Los principios de la Asistencia Primaria de Salud (APS) universal y exhaustiva, previstos en la Declaracin de Alma Ata de 1978, deberían ser la base para formular las políticas relacionadas con la salud. Ahora más que nunca, es necesario un enfoque equitativo, participativo e intersectorial para la salud y la asistencia de la misma.
  • Los gobiernos tienen la responsabilidad fundamental de garantizar el acceso universal a la asistencia de salud de buena calidad, a la enseñanza y a otros servicios sociales de acuerdo con las necesidades de la gente y no con su capacidad de pago.
  • La participación de la población y de las organizaciones populares es escencial para la formulación, la implementación y la evaluación de todas las políticas y programas sociales y de salud.
  • La salud es determinada primordialmente por el ambiente político, económico, social y físico y debe ser, junto con la equidad y el desarrollo sostenible, una alta prioridad cuando se elaboran las políticas locales, nacionales e internacionales.

LLAMAMIENTO PARA LA ACCIÓN

Para combatir la crisis mundial en el sector de la salud, se necesita emprender acciones a todos los niveles; individual, comunitario, nacional, regional y mundial, y en todos los sectores. Las demandas presentadas a continuación proporcionan una base para la acción.

LA SALUD COMO DERECHO HUMANO

La salud es un reflejo del compromiso que una sociedad toma para abogar por la equidad y la justicia. La salud y los derechos humanos deben prevalecer sobre los asuntos económicos y políticos.

Apoya la creación de la Cooperativa Integral Asturiana, e.c.
CUOTAS Y DONACIONES
Recuerdo que quienes puedan, y tengan interés en el proyecto, tienen abierta una cuenta en la Caja Rural de Asturias para abonar la *cuota o apoyar con la cantidad que cada unx estime oportuno la creación de la Cooperativa Integral Asturiana:
Nº3059 0096 83 2514732425 de la Caja Rural de Asturias
*La cuota es de 30 euros anuales para personas y 60 euros para colectivos

Artículos relacionados

Comentarios

comentarios

Tagged , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*