Autoocupación y cooperativas autogestionadas

trabajoesclavo

Ante la precariedad y el paro.

Haciendo un análisis de la situación actual del mundo laboral, deducimos que el aumento de la tasa de paro y la precariedad laboral están directamente relacionados con la especulación financiera y la concentración de poder empresarial.

En el estado español se promovió durante muchos años un modelo financiero y de crecimiento basado en una construcción inmobiliaria totalmente insostenible que, una vez estallada la burbuja, ha dejado a muchísima gente en la calle y miles de empresas del sector han desaparecido.

Los despidos se han generalizado en las grandes empresas y los lobbies empresariales han impuesto EREs irreales y reformas laborales que han facilitado un despido cada vez menos costoso, perdiéndose derechos laborales conseguidos en décadas de luchas.

La concentración de poder se ha visibilizado también con el crecimiento de oligopolios así como el aumento de las franquicias o la proliferación de redes de comercios promocionados por mafias que explotan a personas extranjeras.

En concreto las llamadas “marcas paraguas”, que son aquellas que aprovechan el control de una gran superficie, están haciendo desaparecer progresivamente el pequeño y mediano comercio, el tejido industrial que producía bajo su propia marca y el trabajo autónomo, para tenerlo todo bajo control.

Esta absorción tiene graves implicaciones en la calidad de los productos y en las condiciones laborales. Se generalizan la reducción de costes, y las grandes producciones. Este proceso se ha extendido también en el sector servicio a través de la generalización de las franquicias, que complican la supervivencia de los establecimientos autónomos.

Por otro lado continúan creciendo las mafias que sobreexplotan personas venidas de otros países en comercios, que gozan de la complicidad del Estado y de sus fuerzas de seguridad que permiten abusos de toda clase y saltarse los derechos laborales existentes. Su ley se aplica solo cuando interesa a la patronal.

Propuestas ante la situación actual

El paro y la precariedad laboral, han llegado para quedarse, haciendo desaparecer buena parte de la clase media. Se ha entendido el trabajo como sinónimo de generación de ingresos para afrontar pagos, olvidando la realización personal en la mayoría de los casos y pasando a ser la fuente principal de generación de estrés, ansia de poder y acumulación, consumismo, envidia, ostentación, “querer aparentar”, así como una sobre explotación de recursos naturales y personales.

Para afrontar la situación necesitamos un cambio cultural y de valores. Sólo desde la autogestión, el cooperativismo y el apoyo mutuo podemos revertir una situación que está llevando a la ruina a millones de personas. Creemos necesario redefinir el concepto trabajo. Necesitamos reaprender el trabajo como:

  • Responsabilidad ante la sociedad (tanto por el fruto obtenido como por el conocimiento a transmitir)
  • Realización propia, formación continua en múltiples aspectos y libremente escogidos.
  • Forma de soporte a personas no disponibles para el trabajo.
  • Trabajo enfocado a cubrir las necesidades básicas y mejorar la salud de las relaciones humanas y del medio ambiente.
  • Fomentar el trabajo no remunerado, el trabajo comunitario y la cultura como herramientas de cohesión social.

Por eso necesitamos un giro hacia la auto ocupación y el trabajo implicado a través de cooperativas.

Auto ocupación

La auto ocupación sería la antagonista de la concentración de poder, entendiendo que es preferible 300 productores produciendo 10, que 3 productores produciendo 1.000. Si estos productores son capaces de cooperar, la calidad será superior y la mejora de los procesos será constante, más personas tendrán acceso a cubrir sus necesidades favoreciendo la equidad y la justicia social.

Por esto, proponemos abandonar la competencia como motor de las relaciones económicas, priorizando la proximidad y la ecología y siendo de interés general compartir los avances o inventos generados. Nuestra propuesta se basa en las siguientes estructuras de auto ocupación:

  • Proyectos personales o de colectivos reducidos.
  • Proyectos autónomos surgidos de necesidades detectadas en un modelo asambleario como el de una cooperativa integral.
  • Tareas centradas en la gestión y coordinación de la herramientas comunes que están al servicio de todas las personas de un proceso autogestionario. Es decir: Servicios públicos comunitarios.

Necesitamos crear:

  • Bolsas de Trabajo locales y coordinadas en marcos geográficos más grandes, para conectar las necesidades de los proyectos y de las personas con las ofertas de habilidades y preferencias que cualquier persona puede ofrecer. Se trata de generar herramientas informáticas y físicas que faciliten el encuentro entre ofertas y demandas, substituyendo los intermediarios comerciales (ETT) por un servicio público comunitario.
  • Oficinas de Trabajo. Espacio de soporte mutuo ante la necesidad de recursos humanos, cuando es necesario asesoramiento para encontrar un lugar de trabajo o cuando se quiere tirar adelante un proyecto, ofreciendo herramientas útiles para su puesta en marcha, su micro-financiación (ver pág. 19), la formación a través de espacios de aprendizaje colectivo y los contactos de otras experiencias similares.
  • Espacios de aprendizaje colectivo. Para compartir conocimientos libremente (ver página de educación)

Comparativa del modelo actual con el modelo propuesto a nivel empresarial

Tenemos la convicción de que la forma de organizarse en proyectos donde hay un número medio o alto de personas ha de ser la cooperativa asamblearia y autogestionada, donde el órgano soberano es la asamblea priorizando las decisiones por consenso. Por esta razón, nos parece interesante hacer una comparación entre una cooperativa autogestionada y una empresa capitalista, ya que es importante liberarnos de las injusticias de la explotación laboral.

En este contexto, donde el mercado y el Estado van cogidos de la mano fomentando la perpetuación de desigualdades, hemos de dar un paso al frente y salir de esta espiral que nos encadena.Hay que colectivizar las empresas privadas y estatales que cubren necesidades reales, compartiendo los medios de producción y librarlos de la propiedad privada.

Es necesario que nos auto ocupemos o nos organicemos de forma asamblearia y/o autónoma.

Es necesario que compartamos el conocimiento.

Necesitamos tiempo libre a parte del trabajo para crecer como personas, para estar con los nuestros, para deliberar en las asambleas y participar activamente en el bien común del barrio/pueblo/ciudad.

Autónomos: dime con quien te juntas y te diré cómo actúas

Los autónomos y las microempresas son un elemento importante entre las opciones de empleo y de mercado actualmente existentes.

Una empresa de dos únicos socios que son al mismo tiempo quienes trabajan en la misma, no puede identificarse por su estructura interna como afín al sistema capitalista… ni tampoco a un sistema de mercado social o autogestionario.

Las personas que han hecho el esfuerzo de poner en marcha su propio proyecto de auto empleo suelen ser gente valiente, con iniciativa y a menudo con conocimientos importantes que serían muy válidos para la generación de un nuevo sistema basado en la cooperación y las economías locales, sin embargo muchos hasta ahora no se han vinculado a él por falta de información o de contactos adecuados.

Si esta es tu circunstancia, te queremos transmitir que tienes la oportunidad de incorporarte a un marco de relaciones, donde prevalezca, la cooperación, la justicia social y el esfuerzo conjunto para generar una sociedad mejor mediante vuestras/nuestras actividades. La otra opción, la de sobrevivir por la vía del mercado capitalista, ya la conoces. Con la información que te brinda está publicación, en tu mano está la opción de elegir el camino que quieres seguir!

Portal de la economía solidaria www.economiasolidaria.org

Artículo de https://www.autogestionaos.net

Artículos relacionados

Comentarios

comentarios

Tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*